Investigación

La música en la Semana Santa jiennense

Jorge González González

11 de Enero de 2016


En la capital jiennense, el aspecto musical ha pasado por épocas con una importante actividad como durante los primeros años del S. XX, cuando se produce un florecimiento musical gracias a la creación de numerosas bandas de música(1). Durante el primer tercio de siglo hubo diversas bandas de música en la ciudad: la del Hospicio, en los primeros años; la de los Exploradores de Jaén, la de Voluntarios Realistas, la del Regimiento Provincial, la Banda Municipal, la del Batallón Infantil y la Banda Infantil de Santo Domingo(2).

La Semana Santa era una época propicia para los conciertos de música sacra, por lo que además de toda la música religiosa que se cantaba en las iglesias y catedrales para celebrar los oficios litúrgicos a lo largo de la Semana de Pasión, se organizaban conciertos sacros dentro y fuera del templo.

La presencia de la capilla de música de la catedral se haría efectiva en los grandes acontecimientos: en los funerales por el Papa León XIII se ejecutaría "la misa de Mozart" a gran orquesta; tampoco faltaría en los funerales por Isabel II, en la "venida" del rey Alfonso XIII, en 1904, en las tomas de posesión y funerales de los obispos (1902, 1907...)(3).

Sin embargo, a finales de los años setenta y principios de los ochenta, se produce un retroceso en cuanto al número de bandas municipales, las cuales se sustituyen por otra serie de servicios y que provocó por un lado la desprofesionalización de las bandas, y por otro el asociacionismo en pro de mantener el entramado bandístico.

Desde 1963 se venía agudizando la crisis que acabó con la supresión de numerosas plazas de director dependientes de las corporaciones municipales. Ante la caída en picado de las bandas municipales, la alternativa musical que se impuso en la mayoría de las localidades fue la de las agrupaciones creadas y organizadas en el marco de asociaciones musicales o culturales. Cada vez más numerosas y profesionalizadas, que supondrán un bálsamo para los ayuntamientos al ver de algún modo complacida con ellas la titularidad oficial de la ciudad sin la necesidad de contratos laborales permanentes que mediasen entre institución y músicos. Al mismo tiempo, las bandas de asociaciones constituirían un escenario para el ocio cultural y la afición musical de los ciudadanos y jóvenes músicos, muchos de los cuales recibirán simultáneamente formación musical en los Conservatorios y Escuelas de Música(4).

A raíz de esto, surgen en los años ochenta formaciones como la Banda de los Romanos, la de la Cruz Roja y la de la Vera Cruz, aunque las primeras bandas vinculadas puramente a una hermandad surgen en los años ochenta con formaciones como la Banda de Nuestro Padre Jesús, la de los Estudiantes, la de La Soledad o la de La Buena Muerte, que actualmente han desaparecido. La extinguida banda de los Romanos cuya desaparición se produjo alrededor del año 1998, era la que hacía la mayor parte de las procesiones de la capital en los años ochenta. Todas estas formaciones fueron reemplazadas por otras tras su desaparición.

TIPOS DE FORMACIONES
En la actualidad son diversos los tipos de formaciones que podemos encontrar durante los recorridos procesionales de la capital jiennense. Entre ellos destacan:

* Bandas de música también llamadas en el argot cofrade "bandas de palio", pues este tipo de formaciones siempre suele acompañar a los pasos de vírgenes.

Es en el siglo XIX cuando aparecen las bandas de música como tales, es decir, un grupo musical formado por instrumentos de viento-madera, viento-metal y percusión. El repertorio se basaba en arreglos de determinadas marchas fúnebres que integraban obras mayores para orquesta. Como ejemplos de ello podemos citar la Marcha Fúnebre de Beethoven (3ª Sinfonía), la Marcha Fúnebre de Chopin (Sonata para piano) o Ione, que es una adaptación hecha por Manuel Font de Anta de la ópera del mismo título compuesta por Enrico Petrella. No es hasta finales del siglo XIX, concretamente hasta 1895, cuando aparece la que se considera primera marcha compuesta expresamente para interpretarse en una procesión de Semana Santa. Dicha obra es de José Font Marimont y está dedicada a la Cofradía del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo y 5ª Angustia de María Santísima de Sevilla(5).

En la capital jienense,  aparte de la única formación de tipo profesional que existe, que es la Banda Municipal de Jaén, y que acompaña una parte del itinerario procesional que realiza Nuestro Padre Jesús "El abuelo", así como diferentes procesiones de Gloria, encontramos tres formaciones civiles de este tipo que participan de manera activa en los días previos a la Semana Santa en diversos certámenes o de manera esencial en procesiones de la capital. Se trata de formaciones muy jóvenes, con muy pocos años de historia aunque como mucha experiencia en el plano procesional.

  - Sociedad Filarmónica de Jaén, del año 2003.
  - Banda Sinfónica de Jaén, que data del año 2007.
  - Banda de Música "Blanco Nájera" del año 2007.

La plantilla habitual de estas formaciones es: flauta, oboe, requinto, clarinete, saxofón alto, saxofón tenor, saxofón barítono, fliscorno, trompa, trompeta, trombón, bombardino, tubas, caja, bombo y platillos.
   
Existen tres estilos de marchas procesionales para bandas de música: el denominado estilo "fúnebre", el de "palio" y el "popular". Las marchas pertenecientes al estilo de palio y popular proporcionan a estos pasos unos ritmos que favorecen en su conjunto el resultado visual y sonoro haciendo posible que se puedan mecer airosamente(6).

Las marchas fúnebres son lentas, de carácter triste, y carecen de partes de cornetas. El estilo "de palio" surgió con la marchas procesionales Pasan los Campanilleros (1924) y La Estrella Sublime (1925) del autor Manuel López Farfán. En las marchas "de palio" el ritmo se aviva y la melodía transpira un aire jubiloso y triunfal que no se desprende de las fúnebres. Hay marchas "de palio" con y sin cornetas. Este instrumento les confiere una gran brillantez(7).

Con motivo de las participaciones en los recorridos procesionales, este tipo de formaciones incluyen tambores y cornetas. El número de tambores y cornetas que se incluyen en una banda puede ser muy variado, generalmente de cuatro a diez. Hay mucha exigencia por parte de las cofradías de la inclusión de estos instrumentos como parte de la plantilla de la banda de música, ya que dota de una brillantez, sonoridad y proyección a la banda que difícilmente tendría sin este instrumento.


Plano de la cuidada formación de desfile de una de las Bandas de Música


* En el plano de las Agrupaciones Musicales, encontramos a tres de las formaciones musicales más antiguas de la ciudad:

  - Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Piedad en su Presentación al Pueblo, "La Estrella", del año 1996.
  - Agrupación Musical Jesús Despojado, cuya fundación se produce en el año 1998.
  - Agrupación Musical "María Auxiliadora" del año 2002

Entendemos por Agrupación Musical a las formaciones de Semana Santa que están constituidas por trompetas, trombones, tubas, cornetas, tambores, bombos y platillos. Desde hace unos años, se han incorporado también a esta plantilla instrumentos como bombardinos, fliscornos y trompas.

Cabe destacar que en su mayoría las agrupaciones musicales disponen de dos tipos de cornetas,  cornetas Do/Reb y cornetas Do/Sib, aunque actualmente es muy frecuente encontrar  un tipo de cornetas denominadas "cornetas de dos pistones", que facilitan el trabajo y la agilidad de sus intérpretes.

Las marchas que interpretan este tipo de formación se dividen en diferentes estilos: "estilo popular", cánticos litúrgicos adaptados a esta plantilla como Pescador de hombres, Cerca de ti señor, Cantemos al amor de los amores, o Cristus Vincit. El estilo "marchas clásicas" son consideradas señas de identidad de las diferentes agrupaciones musicales andaluzas que son ampliamente conocidas como Consuelo Gitano, Clámide Púrpura, Oh bendita Estrella, o Señor de San Román. Finalmente está el "estilo propio", marchas que son exclusivas de una formación y que normalmente son fruto de encargaos a compositores con gran experiencia en este campo.

* En cuanto a las formaciones denominadas Cornetas y Tambores, encontramos tan solo una formación de este tipo en la ciudad. Se trata de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Expiración de Jaén que remonta sus orígenes al año 1995.

En las Bandas de Cornetas y Tambores la plantilla está formada por Cornetas Do-Reb a tres voces, y para la cuarta voz se pueden utilizar cornetas Do-Sib, trompetas y fliscornos. Actualmente también se han incluido otros instrumentos como trombones, bombardinos y tubas. En cuanto a la percusión se utilizan tambores, timbales y bombos.

El instrumento base de este tipo de formación es la corneta. Su función grupal aparece en prácticamente todos los estilos de acompañamiento musical de las hermandades: bandas montadas, bandas de música, agrupaciones musicales y bandas de cornetas y tambores, exceptuando a la música de capilla(8).

Este tipo de formaciones sufren una serie de transformaciones  en la segunda mitad del siglo XX. Así, las bandas de cornetas y tambores dejaron de ser rasas, es decir, todos sus integrantes no interpretaban ya la misma melodía y un "maestro de banda" se encargaba de los "solos" utilizando una corneta con transpositor(9). En la actualidad se aprecia una gran evolución en este tipo de formaciones pues la plantilla ha variado drásticamente, incluyendo hoy en día prácticamente todos los instrumentos de viento metal a excepción de la trompa y trombón bajo. La riqueza de las composiciones en cuanto a recursos armónicos, melódicos y el nivel de exigencia para poder interpretarlas  también han evolucionado de forma considerable.

* Finalmente, aunque la representación en la capital de este tipo de música es mínima, también haremos mención a la Música de Capilla.

La música de capilla fue la primera modalidad musical que se incorporó a los desfiles procesionales de Sevilla ya que derivan de las capillas de ministriles del Renacimiento. A diferencia de las anteriores formaciones, los grupos de capilla se sitúan delante de la imagen a la que acompañan.

Actualmente, el grupo de capilla es una formación de tres instrumentos de viento-madera. El trío se suele componer de un oboe, un clarinete y un fagot. En muchos grupos de capilla se puede observar que la voz de bajo es interpretada por otro instrumento que no es el fagot, dada que la escasez de instrumentistas de esta especialidad es notable. Por la tesitura de este instrumento se incorporan otros de viento-madera como el clarinete bajo y el saxofón tenor, ya utilizado en Sevilla por su timbre peculiar y el buen empaste que realiza con el oboe y el clarinete.

La música de capilla es una música fúnebre y de honda religiosidad, que da a los actos y a los desfiles un carácter austero y de recogimiento a la vez que engrandece la riqueza de la música procesional(10).

En la ciudad encontramos al grupo de capilla Santo Reino de Jaén, el cual está formado por un oboe, clarinete y fagot. Dicho grupo de capilla realizado actuaciones para diversas hermandades como: Hermandades de la Expiración, Estrella, El Perdón (Jaén), Hermandad de la Expiración de Martos, Hermandades de Málaga, Hermandad del Descendimiento de Alcalá de Henares, Hermandad de Barajas, Hermandades de Sevilla.

Notas:
(1) GÓMEZ URDÁÑEZ, Jose Luís. "Cofradías y Semana Santa en España. Cinco Siglos de historia". Actas Congreso de Semana Santa Polonia, 2005, p. 12.
(2) JIMÉNEZ CAVALLÉ, Pedro. "La Música en Jaén. 1900-1960". Boletín del Instituto de Estudios Giennenses. 2011, nº204, p. 259.
(3) Diario Jaén, 17-III-1956, p. 4. En JIMÉNEZ CAVALLÉ, Pedro. "La Música en Jaén. 1900-1960". Boletín del Instituto de Estudios Giennenses. 2011, nº204, p. 273.
(4) AYALA HERRERA, Isabel Mª. Música y Municipio. Marco normativo y administración de las bandas civiles de España (1931-1986). Estudio de la provincia de Jaén. Tesis doctoral. Antonio Martín Moreno (dir.). Granada: Universidad, 2013, p. 425.
(5) PÉREZ MANCILLA, Victoriano José. "La música instrumental de Semana Santa a lo largo de la historia". Motril Cofrade, 2005, n.º12,  p. 12.
(6) GIL VALENCIA, Francisco. Música para Bandas en Granada: Semana Santa y otras. Trabajo para la obtención del DEA. Granada, pro manuscrito, 2006.
(7) GIL VALENCIA, Francisco. Música para Bandas en Granada: Semana Santa y otras. Trabajo para la obtención del DEA. Granada, pro manuscrito, 2006.
(8) OLAYA MARÍN, Mateo. "Las Bandas de Cornetas y Tambores cordobesas: un estilo infravalorado". Córdoba Cofrade, 2008, n.º 123, p. 23.
(9) PÉREZ MANCILLA, Victoriano José. "La música instrumental de Semana Santa a lo largo de la historia". Motril Cofrade, 2005, n.º12,  p. 12.
(10) CARMONA RODRIGUEZ, Manuel. La música procesional. Sevilla: El Correo de Andalucía, 2000, p. 30.

Jorge González González

 Copyright © Patrimonio Musical 2004-2017

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, 

de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización.