Investigación

La marcha "Santísimo Cristo de Burgos" de Manuel Mejías Pérez

Antonio Domínguez Fernández y José Manuel Castroviejo López

1 de Marzo de 2017


Entre el 18 y 21 de Agosto de 1979, bajo el lema "Las marchas procesionales", el periodista Ángel Gelán, gracias a los datos aportados por Juan Carrero, ofrece en el diario ABC de Sevilla una síntesis de la música cofradiera. Se trata muy probablemente del primer estudio o sistematización sobre las marchas dedicadas a cada hermandad, ya que con anterioridad la información sobre aspectos musicales se limitaba a comentar estrenos, entrevistas con músicos y directores, etc.

En cuanto a la Hermandad del Cristo de Burgos, Gelán indica como dedicadas las siguientes composiciones: Nuestra Señora de la Palma (Manuel López Farfán, 1927), Santísimo Cristo de Burgos (Manuel Mejías, 1954), Madre de Dios (José Martínez Peralto, 1954) y Madre de Dios de la Palma (Pedro Braña, 1962).
Por aquel entonces ninguna de las composiciones citadas se interpretaba ya tras el paso de palio de Madre de Dios de la Palma y eran para la gran mayoría de los hermanos completamente desconocidas.
Poco después, y paulatinamente, fue creciendo en cantidad y calidad la bibliografía sobre todos los aspectos de la Semana Santa en general y sobre música en particular, especialmente con las monografías de Manuel Carmona. Así, a las cuatro marchas citadas por Gelán, se supo también de una marcha titulada "Santísimo Cristo de Burgos" y compuesta en 1945 por subdirector de la Banda Municipal Rafael Ruiz Amé.

El Miércoles Santo del año 1993 la Banda Municipal de Dos Hermanas recuperó tras el paso de palio "Madre de Dios de la Palma", de Pedro Braña. Diez años más tarde, la Banda Julián Cerdán de Sanlúcar de Barrameda realizó otras dos recuperaciones: "Nuestra Señora de la Palma" de Manuel López Farfán y "Madre de Dios", de José Martínez Peralto.

Continuando con esta labor de rescate, este año volverá a sonar "Santísimo Cristo de Burgos" de Manuel Mejías, pues en el archivo de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras se han localizado varias particellas de la marcha que permiten su reconstrucción.
Fue la citada banda saltereña la que la estrenó el Miércoles Santo de 1954, junto a "Madre de Dios" de Peralto:

Para esta Semana Santa reservan, además, dos nuevas sorpresas, que nosotros sabemos cuáles son. Se trata de dos marchas: una del maestro Mejías, titulada "Santísimo Cristo de Burgos" y otra, del maestro Martínez Peralto, con el nombre de "Madre de Dios". (Diario "Sevilla", 24 de marzo de 1954).

Disponemos de un documento conservado en el archivo de la Oliva en el que aparecen anotadas todas las marchas que interpretarían a las cofradías que acompañaba, y que en Sevilla ese año de 1954 fueron la Hiniesta, San Benito y Cristo de Burgos. El repertorio completo estaba conformado por "Nuestra Señora de la Hiniesta" (José Martínez Peralto), "Cristo de Vera Cruz" (Manuel Borrego), "Rey de Reyes" (Mariano San Miguel), "Rocío" (Manuel Ruiz Vidriet/Manuel Pérez Tejera), "La Estrella Sublime" (Manuel López Farfán), "Santísimo Cristo de Burgos" (Manuel Mejías), "Esperanza Trianera", "Cristo de la Buena Muerte", "Madre de Dios" y "Madre de la Oliva" (todas ellas de José Martínez Peralto), "Virgen de la Oliva" (Moisés García Rodríguez), "El varal de los Dolores" (Manuel Borrego) y "Pasan los campanilleros" (Manuel López Farfán).


 Imagen nº 1. Documento con las marchas en ensayo para la Semana Santa de 1954.
Archivo de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras


Manuel Mejías Pérez (Segura de León -Badajoz-, 1903, Sevilla, 1972) era el subdirector de la Banda de música del maestro Tejera y compuso diversas marchas procesionales.
El ilustre profesor de música y subdirector de la Banda de Tejera, maestro don Manuel Mejías Pérez, nos explica:
Poseo cinco marchas procesionales, entre ellas "A Jesús en el Desprecio de Herodes", "Los Gitanos" y "Santísimo Cristo de Burgos".
Me inspiro en el misterio que se representa, aunque atendiendo a lo divino y olvidando por completo lo humano, sirviéndome de fuente las Sagradas Escrituras. Tengo presente mientras compongo el espíritu cofradiero de la Hermandad, sin olvidar que es de Sevilla la Cofradía.
La marcha procesional es una composición musical que presenta varios tipos, pero el patrón general se basa en una introducción, primer tema, segundo tema y trío (que así se llama al tercer tema). La composición es libre y puede pasarse de un tema a otro; se pueden variar, aminorar o duplicar los temas, aunque tienen siempre que representar el espíritu del misterio al que se le dedica.
Para ciertas Cofradías y sus marchas es imprescindible la banda de cornetas y tambores e incluso de clarines, que le da luminosidad musical a la Hermandad. El batir marcha de los tambores beneficia a los costaleros en su trabajo y el pueblo se deleita con la sonoridad fuerte y acusada, que hace resaltar a su cofradía. (El Correo de Andalucía, 27 de marzo de 1959).

"Santísimo Cristo de Burgos" gozó desde el primer momento de gran aceptación en la Hermandad, puesto que ya en el contrato de 1956 se especifica como anotación final que se le diera preferencia a su interpretación durante la Estación de Penitencia.

 
Imagen nº 2. Fragmento del contrato para el Miércoles Santo de 1956 con la indicación de tocar con frecuencia la marcha.
Archivo de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras

Además de la Oliva de Salteras, la banda de Tejera incluyó la marcha de su subdirector en el repertorio habitual.
En primer lugar, al simpático y popular maestro don Manuel Pérez Tejera, director de la banda que lleva su nombre.

-¿Qué repertorio de marchas lleva su banda?
-"Amarguras", de don Manuel Font de Anta; "Pasa la Virgen Macarena", de don Pedro Gámez Laserna; "Virgen de la Piedad", de don Juan Vicente Mas Quiles; "Virgen del Valle", de don Vicente Gómez Zarzuela; "Santísimo Cristo de Burgos" y "Mi Macarena" de nuestro subdirector, don Manuel Mejías Pérez; "Virgen del Águila", de don Rafael Fernández; "Cristo de Vera Cruz", de don Manuel Borrego; después, "La Estrella Sublime", "Virgen de las Aguas", etc., etc.
-¿Tiene alguna de estreno?
-Dos: "Nuestra Señora de los Ángeles", de don Antonio Pantión, y "Nuestra Señora del Refugio, madre de los toreros", de don Manuel Mejías. (El Correo de Andalucía, 26 de marzo de 1961).

A partir de 1964 es la propia Banda de Tejera la que pasa a acompañar a Madre de Dios de la Palma. La marcha sigue interpretándose y constituye uno de los momentos especiales del Miércoles Santo.

El maestro don Manuel Pérez Tejera, director de la banda de su nombre, nos dice:
-Estrenamos la marcha "Nuestra Señora de las Mercedes", dedicada a la Santísima Virgen de la cofradía de Santa Genoveva, y que es una original y bellísima página musical de nuestro querido maestro don Luis Lerate Santaella. Creo que gustará mucho a todos los sevillanos.
Reponemos la marcha cofradiera titulada "Nuestra Señora del Mayor Dolor", dedicada a Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, titular de la popular cofradía de la Carretería, y que compuso para ella, el año 1927, el conocidísimo maestro don Manuel López Farfán. [...]
Me encantan las marchas procesionales desde que empiezo a ensayarlas hasta el Domingo de Resurrección, y me gusta tocarlas las más veces posible y en todas partes, pero el momento más emocionante para mí es, cuando por la calle Imagen acompañamos al Santísimo Cristo de Burgos y a la Santísima Madre de Dios de la Palma, de la parroquia de San Pedro. Empiezo tocándole esa hermosísima marcha que compuso para su Santísimo Cristo nuestro gran amigo, bellísima persona y compositor, don Manuel Mejías, que supo recoger en ella todo el espíritu que dimana tan milagrosa imagen. Después cuando entra en su templo quedo impresionado de una forma que no la puedo expresar; pero todo el que sea fervoroso y sevillano de corazón me comprenderá. (El Correo de Andalucía, 5 de abril de 1966).

La Banda de Tejera fue contratada hasta 1969. A partir de entonces se le pierde la pista a la marcha y no volvemos a verla mencionada. Con el paso de los años, la ausencia de partituras y el fallecimiento del autor, el olvido se hizo con ella.

El proceso de reconstrucción

En el archivo de la Oliva de Salteras, como comentamos anteriormente, han aparecido las particellas de los siguientes instrumentos: flauta, clarinete segundo, saxofón alto, trompeta segunda, fliscornos, trombón segundo y tercero, tuba y bombo.


 Imagen nº 3. Una de las particellas encontradas
Archivo de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras

Al ser un número considerable de instrumentos, la reconstrucción de las partes inexistentes no ha sido muy compleja. Tras corregir algunos fallos de copia, se ha procedido completar la armonía que faltaba gracias a los papeles de trombón y tuba, y para la percusión se ha tomado como guía el papel de bombo. Las partes de cornetas venían indicadas en los papeles de trompeta y fliscorno.
Por tanto, el resultado final será muy cercano a la idea original que concibió Manuel Mejías.

Addenda
-La marcha "Santísimo Cristo de Burgos" de Rafael Ruiz Amé se encuentra actualmente en paradero desconocido.
-La Oliva de Salteras acompañó a Madre de Dios de la Palma en 1950 y desde 1952 a 1961.

Artículo publicado en el Boletín Cuaresmal de la Hermandad del Cristo de Burgos (2017)

 Copyright © Patrimonio Musical 2004-2018

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, 

de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización.