Investigación

Esperanza y Spes Nostra: dos obras clave de la música procesional

En el LXXV aniversario del fallecimiento de Manuel López Farfán

José Manuel Castroviejo López

21 de Marzo de 2020


Manuel López Farfán es una de las figuras imprescindibles de la historia de la música procesional sevillana. Con motivo del LXXV aniversario de su fallecimiento, dedicamos unas breves líneas al primer músico que dedicó marchas a la Esperanza Macarena.


Manuel López Farfán nació en el barrio de San Bernardo el 7 de mayo de 1872. A los catorce años ingresó como voluntario en el Batallón de Cazadores de Cataluña nº 1 -con guarnición por entonces en Sevilla-, en el que empezó a desarrollar su exitosa carrera militar y musical. Obtuvo numerosos destinos por toda la península: Alcoy, Córdoba, Pamplona, Santiago de Compostela o Segovia, e incluso participó en las guerras de Cuba y Marruecos. A pesar de todo, la vinculación que mantuvo con su ciudad natal fue constante y permanente, pues en Sevilla dirigió la Banda del Regimiento de Granada n.º 34 (de 1903 a 1907) y la del Regimiento de Soria n.º 9 (de 1919 a 1929). En ellas compuso la mayor parte de las marchas que le han reportado su fama imperecedera.



Imagen n.º 1. Manuel López Farfán


Las marchas procesionales constituyen solo una pequeña parte de su ingente producción musical, pues su catálogo sobrepasa las cuatrocientas obras de diversos géneros: couplets, marchas militares, pasodobles, sevillanas, sinfonías, valses, zarzuelas, etc. Muchas las compuso en colaboración con conocidos letristas y personalidades de la época, como Manuel Martínez de León o José Luis Montoto de Sedas, y varias de ellas fueron interpretadas por conocidas artistas como Estrellita Castro o Concha Piquer.


Su vinculación con la Hermandad de la Macarena se inicia en 1899, al ingresar como músico del Regimiento de Granada n.º 34, banda que venía acompañando al paso de palio desde 1889 y que seguiría haciéndolo durante prácticamente todo el primer tercio del siglo XX.


Imagen n.º 2. Mañana del Viernes Santo de 1899



En 1896 había compuesto en Córdoba su primera marcha fúnebre: En mi amargura, que dedicó a la fallecida madre de su maestro de música. No obstante, diez años después decidió titularla definitivamente El Cristo de la Exaltación, en favor de dicha hermandad sevillana.
Sin embargo, la primera marcha que realmente compuso con neta inspiración cofradiera la dedicó a la Esperanza Macarena -el mismo año de 1899- y que tituló Esperanza

La banda del regimiento de Granada, dirigida por el ilustrado profesor don Francisco Serra,
ejecutará cuatro marchas fúnebres nuevas: "A Jesús de la Pasión", original de don Joaquín Turina;
"Esperanza" del músico de la citada banda señor Farfán; "La Coronación de Espinas",
del reputado maestro señor Lerdo de Tejada, y "Las Tres Caídas", del joven músico señor Castillo.
(1)

Esperanza, como todas las marchas que Farfán fue componiendo en lo sucesivo, siguió interpretándose con regularidad.


Imagen n.º 3. Portada de la partitura original de "Esperanza"

En 1902 Farfán es destinado a Pamplona, pero en 1903 vuelve a Sevilla, de nuevo al Regimiento de Granada n.º 34 -aunque esta vez como director de la banda-, y no tardó mucho tiempo en componer una nueva marcha para la Macarena: Spes Nostra.

Mañana comenzará el quinario del Señor de los Desamparados en la Parroquia del Salvador,
y en San Gil el que la Hermandad de la Virgen de la Esperanza consagra al Cristo de la Sentencia.
Hoy quedó terminado el exorno del altar portátil que posee la hermandad para estos actos,
siendo llevadas a él procesionalmente las imágenes del Señor y de la Virgen de la Esperanza.
La capilla musical será dirigida por el distinguido maestro don José Osuna y cantarán las coplas
de don Francisco José Feo los artistas señores Pardo y Astillero. Esta hermandad ha contratado
a la banda de música del Regimiento de Granada para que acompañe al paso de la Virgen en
la madrugada del Viernes Santo. El inteligente profesor de dicha banda, don Manuel López Farfán,
está ensayando una nueva marcha fúnebre original, dedicada a la popular imagen.
(2)


El músico mayor del Regimiento de infantería de Granada Manuel López Farfán ha dedicado
 a la Virgen de la Esperanza una marcha titulada "Spes Nostra" que tocará la banda que dirige
durante la estación de dicha cofradía en la próxima Semana Santa [...] Tocará las siguientes marchas:
"Marcha fúnebre" (Chopin), "Mater Dolorosa" (Cavaller), "Jone" (Petrella), "Desamparada"
(Tejera Ossavarry), "Gran marcha" (Ponchielli), "Piedad" (Juarranz) y "Esperanza" (Farfán). 
(3)

Esta mañana estuvimos en la academia de música del Cuartel del Carmen, donde se halla instalado el
regimiento de Granada, para oír su notable banda, que dirige el inspirado compositor don Manuel López Farfán.
Las marchas fúnebres que en la actualidad ensayan para la próxima Semana Santa,
son dignas de elogio por su precisión, unidad en sus partes y acertada dirección. Merece consignarse,
en primer término, la que su autor, señor Farfán, ha titulado "Spes Nostra", dedicada a la Virgen de la Esperanza,
de la Macarena. En dicha composición se aprecia con gran claridad el canto de una sentida saeta
ejecutada con gran maestría por una de las dos trombas con que ha sido aumentado el instrumental
de la banda. Otra marcha de las que ha de llamar seguramente la atención es la del maestro
Juarranz, "Piedad". De las antiguas ejecutáronse "Jone" y la "Marcha fúnebre", de Chopin; "Desamparada",
del músico mayor del regimiento de Canarias señor Tejera Ossavarry, y la gran marcha de Ponchielli.
Esta última, modelo de composición y conocida ya del público, está reconocida como la reina de
las marchas fúnebres. En la composición del autor de "Gioconda", el señor Farfán ha introducido
el toque de la lira, tan necesaria para sacar efectos en algunos pasajes. La banda de Granada acompañará
a las siguientes hermandades en la próxima Semana Santa. Domingo de Ramos: Sagrada Entrada en Jerusalem.
Miércoles Santo: Prendimiento de Cristo. Jueves Santo: Exaltación de Santa Catalina. Viernes Santo (madrugada):
Virgen de la Esperanza, y por la tarde en la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la O.  
(4)


Imagen n.º 4. Portada de la partitura original de "Spes Nostra"

López Farfán fue pionero en introducir en la marcha procesional sevillana elementos populares. En el caso de Spes Nostra, introdujo una saeta, cante no solo popular sino también plenamente admitido, tras una época en la que fue denostado e incluso prohibido. La aceptación de la marcha fue inmediata.

En la Macarena. El típico barrio de la Macarena presentaba desde bien temprano animadísimo aspecto.
Imposible sería dar una idea del entusiasmo con que los macarenos se despidieron de su Virgen.
A las diez de la mañana era poco menos que imposible dar un paso por las calles Relator, Feria y San Luis.
Delante del arco de la Macarena se habían colocado sillas, que fueron ocupadas por la concurrencia.
La Virgen de la Esperanza recorrió, como todos los años, en triunfo las calles del barrio, siendo aclamada
con delirio por la multitud. 
La banda del regimiento de Granada ejecutó repetidas veces la marcha fúnebre
que su autor, el director de aquella, señor Farfán, ha dedicado a la patrona de los macarenos.
Al ejecutar la música el trozo de la composición que imita el canto de una saeta, prodújose en el público
entusiasmo indescriptible. Después de la una de la tarde entró la Virgen en su templo, entre los atronadores
vivas de la muchedumbre, el eco de las saetas, las aclamaciones delirantes de los entusiastas devotos de la
popularísima imagen y los acordes de la Marcha Real que ejecutaban músicas situadas en la puerta del templo. 
(5)

La partitura de Spes Nostra que ha llegado hasta nosotros está firmada el 1 de abril de 1904, es decir, el mismo Viernes Santo. Lógicamente, la marcha ya estaba finalizada y había sido ensayada previamente, pero debido al éxito cosechado durante la procesión, nada más terminar esta, Farfán rehízo la portada, añadiendo en gratitud "Regalo la propiedad de esta marcha a la Santísima Virgen", como puede observarse en el margen inferior izquierdo.


Imagen n.º 5. Fragmento de la portada original de "Spes Nostra" 
en el que se indica el regalo de la marcha a la Virgen

Spes Nostra obtuvo un éxito tan arrollador que muy pronto comenzó a ser conocida simplemente como "La saeta", obviando el título original, y así lo podemos comprobar tan solo dos años después de su estreno.

La música del regimiento de Granada, que dirige el inspirado compositor don Manuel López Farfán,
ejecutará durante la próxima Semana Santa las siguientes marchas fúnebres, acompañando
a las hermandades que la han contratado con dicho objeto: "Madre desolada", del maestro Roig,
"Jone", de Petrella, "La saeta" de Farfán, "El alma de mi alma" de G. Navarro; "El delirio" y "Santo Entierro".
La banda acompañará a las hermandades de la Entrada en Jerusalén, Prendimiento de Cristo, Exaltación, Sentencia y La O. 
(6)

Otra de las claves del éxito de Spes Nostra la consigna el propio autor en la partitura en referencia a la saeta: "esta frase la ejecutará el fliscorno a un lado opuesto de la banda y frente a ella". Es decir, Farfán traslada la puesta en escena de la saeta no solo a la música estrictamente sino a su propia escenografía, inmiscuyendo al fliscornista, como si de un saetero se tratase, entre el público o en un balcón.


Imagen n. 6. Fragmento de la partitura original de "Spes Nostra" con indicación
de cómo interpretar la saeta: a un lado opuesto de la banda y frente a ella


Imagen n. º 7. Fragmento de la portada original de "Spes Nostra" 
con indicación de la duración exacta de la marcha


A mediados de 1907, Farfán obtiene plaza en la Academia de Artillería de Segovia, siendo relevado en Granada 34 por Francisco Damas Monsalves. 
A su llegada, Damas confeccionó un nuevo repertorio en el que no incluyó las marchas de su predecesor, por lo que dejaron de tocarse. Este hecho provocó que en 1910 la junta de gobierno de la Hermandad de la Macarena solicitase volver a interpretar Spes Nostra:

La cofradía de la Macarena. Ayer fue trasladado el paso nuevo del Cristo de la Sentencia a San Gil, 
en donde lo podrá el público admirar. [...] Son muchos los extranjeros y personas entendidas en la
materia que en estos días se hallan visitando el sitio en donde se admira la lujosísima túnica
que estrenará el Señor de la Sentencia que ha sido confeccionada por jóvenes hijas del barrio
de la Macarena y dirigidas por el artista señor Rodríguez Ojeda. [...] La banda del regimiento de Granada,
dirigida por el señor Damas, acompañará al paso de la Virgen, y en el presente año darán nuevamente
a conocer sus profesores la hermosa composición fúnebre titulada "La saeta", que hacía dos años que
no la ejecutaban, en la que en un suspenso de la banda, desde un balcón o azotea, y por medio del clarín,
ejecuta uno de sus músicos, una de las saetas antiguas. (7)

La popularidad de Spes Nostra conllevó que la interpretaran otras bandas, como vemos en esta reseña de 1918:

La próxima Semana Santa la banda del Hospicio acompañará a las siguientes hermandades:
el Domingo de Ramos a Nuestra Señora de la Hiniesta, de San Julián. El Miércoles Santo al Cristo del Buen Fin,
 de San Antonio de Padua. El Jueves Santo a Nuestra Señora de los Ángeles, de San Roque y Viernes Santo
a la Sagrada Mortaja, de Santa Marina. Ejecutará las marchas siguientes: "Spes Nostra", por Farfán,
"El último adiós", por H. González, "La Virgen Blanca", por San Miguel, "La fiesta del Patrón", por Verguilla,
la marcha de la ópera "Jone", por Petrella, "El Cristo de Pasión", por Milpager. (8)

Tras un breve paso por el Regimiento de Vizcaya n.º 51, de Alcoy, en 1912 se incorpora al Regimiento de la Reina n.º 2, de Córdoba, banda con la que acude a Sevilla en 1913 y en cuyo repertorio incluye las marchas que había dedicado a las hermandades del Amor, Exaltación y Macarena:

De cofradías. El próximo domingo llegará a Sevilla la brillante banda de música del regimiento
de la Reina, que dirige el inspirado compositor señor López Farfán. Éste, en su deseo de dar a conocer
las obras modernas, ha hecho un arreglo de la grandiosa marcha fúnebre de la ópera de Wagner
"El crepúsculo de los dioses", cuya composición será ejecutada detrás de las sagradas imágenes
de las cofradías que la han contratado y que son las siguientes: Domingo de Ramos, hermandad de la
Entrada en Jerusalén; Miércoles Santo en la Lanzada; Jueves Santo en la Exaltación, de Santa Catalina,
y viernes en las Tres Necesidades de María Santísima, de la capilla de la Carretería. La referida banda, además
de la marcha de "El ocaso de los dioses" ejecutará las marchas fúnebres, originales del referido don Manuel
López Farfán, tituladas "Al Santísimo Cristo del Amor", "Al Santísimo de la Exaltación", "Esperanza" y "La saeta". (9)

En 1915 pasa a dirigir la Banda del Regimiento de Infantería Zaragoza n.º 12, de Santiago de Compostela, hasta 1919, en que se incorpora al Regimiento de Soria n.º 9 de Sevilla, su último destino como músico militar.

En 1924 es Soria 9 la banda contratada para acompañar a la Macarena, iniciándose así una vinculación que durará gran parte del siglo XX (10). Dicho año es de gran trascendencia en la historia de la Semana Santa de Sevilla, pues se produjo el estreno de Pasan los campanilleros. Por tanto, la célebre marcha se ejecutó tras la Esperanza Macarena el mismo año que se estrenó, junto a Spes Nostra, El Refugio de María y otras:

Esta mañana y ante los señores directivos de la Hermandad de las Siete Palabras, en la sala de 
estudios del regimiento de Soria, ejecutó la banda de música de dicho regimiento la inspirada 
composición musical "Pasan los campanilleros", original del maestro Farfán, director de la referida 
y notable agrupación musical. La marcha fúnebre es un inspirado poema digno del maestro Farfán, 
cuya fama, como compositor, está bien cimentada. Fue muy elogiada, recibiendo el señor Farfán 
cariñosas felicitaciones. Después ensayó la marcha titulada "El Refugio de María", estrenada hace años 
y original del referido maestro, como así "Spes Nostra", dedicada a la Hermandad de la Macarena. 
La banda del regimiento de Soria acompañará este año, en la Semana Santa, a las Hermandades del 
Cristo del Amor, la Virgen de la Victoria, Las Siete Palabras, la Esperanza de la Macarena y la Carretería. 
Sevilla entera ve este año con satisfacción el desfile de la banda del regimiento de Soria número 9, 
tan admirada siempre por su brillante historia musical. (11)

Imagen n.º 8. Músicos de Soria 9 tras el paso de palio en 1924



Tras la Semana Santa de 1929, Farfán pasa a situación de retirado. A pesar de que siguió componiendo y colaborando con otras bandas, Soria 9 no volvió a tocar nunca más Esperanza ni Spes Nostra. Al parecer, el autor solamente dejó en el archivo de la banda algunas de sus obras. Juan Vicente Mas Quiles, director de Soria 9 en los años 40 y 50 -y autor de la bella marcha Esperanza Macarena en 1947-, declaró que nunca las tocó porque no tenía constancia de ellas ni había materiales disponibles. Así pues, a pesar de que otras marchas como El Refugio de María, La Estrella Sublime, La Virgen en sus Lágrimas, Nuestra Señora del Mayor Dolor o Pasan los campanilleros siguieron interpretándose por diversas bandas, Esperanza y Spes Nostra cayeron completamente en el olvido.

Durante la década de 1980 se produce un resurgimiento de la historiografía sobre las cofradías, y la música pasa a ser también objeto de investigación y revalorización. Por iniciativa de Manuel Carmona Rodríguez (autor de los primeros libros sobre música procesional) se llevó a cabo en febrero y marzo de 1989 un homenaje a Manuel López Farfán, consistente en una conferencia, un azulejo en la casa de San Juan de Aznalfarache donde falleció y dos conciertos con una selección de sus marchas. En uno de ellos, la Banda Municipal de Sevilla recuperó Esperanza.

En cuanto a Spes Nostra, su rescate se produjo en 1993, en un concierto celebrado en San Juan de la Palma y pocos días después repetido en la Basílica de la Macarena.


Imagen n.º 9. Programa del concierto de la Banda de la Cruz Roja 
en el que se recuperó "Spes Nostra" en 1993


No obstante, a pesar de que tanto Esperanza como Spes Nostra fueron varias veces grabadas e interpretadas por diversas bandas de Andalucía no solo en concierto sino también en procesiones, no sonaron tras la Macarena hasta años después.

Spes Nostra únicamente se ha interpretado en la Madrugá de los años 2006 y 2017. También sonó en su tránsito por el Rectorado el año 2014, durante la procesión conmemorativa por el L aniversario de la Coronación Canónica.
Esperanza por su parte ha sido recuperada tras el palio este mismo año 2019 después de casi un siglo, sonando en dos ocasiones: a la ida por la calle Trajano, y de regreso en la calle Álvarez Quintero.

Tanto Esperanza como Spes Nostra fueron testigos de la revolución estética en el seno de la Hermandad: escucharlas acompañando a la Esperanza Macarena nos transporta a una época irrepetible.


Imagen n.º 10. Fragmento del catálogo autógrafo de 
Manuel López Farfán con algunas de sus marchas

Notas:
 (1) El Noticiero Sevillano, 19-III-1901.
 (2) El Noticiero Sevillano, 8-III-1904.
 (3) El Liberal, 10-III-1904.
 (4) El Noticiero Sevillano, 14-III-1904.
 (5) El Noticiero Sevillano, 1-IV-1904.
 (6) El Noticiero Sevillano, 21-III-1906. 
 (7) El Correo de Andalucía y El Liberal, 15-III-1910.
 (8) El Noticiero Sevillano, 23/3/1918.
 (9) El Noticiero Sevillano, 14-III-1913. 
 (10) Soria 9 consta que acompañó al paso de palio en 1880. Tras la actuación de 1924, fue de nuevo contratada a partir de 1927 de manera casi ininterrumpida hasta 1978.
 (11) La Unión, 1-IV-1924.


Bibliografía y documentación:

- CASTROVIEJO LÓPEZ, J. M.: De bandas y repertorios. La música procesional en Sevilla desde el siglo XIX. Samarcanda. 2016.
- Diarios El Correo de Andalucía, El Liberal, El Noticiero Sevillano y La Unión.
- Archivo de la Hermandad de la Macarena
- Banda de música de la Cruz Roja
- Banda Municipal de Sevilla

Publicado en el Anuario "Esperanza Nuestra", de la Hermandad de la Macarena, n.º 9. Otoño de 2019

 Copyright © Patrimonio Musical 2004-2020

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, 

de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización.