Entrevistas

Francisco Javier Alonso Delgado (Otoño 2004)

Profesor de Música y Compositor (Sevilla)

1 de Noviembre de 2004




La Alfalfa. Sitio cofrade como pocos. Magnífico ambiente para entablar una amistosa conversación con Francisco Javier Alonso Delgado.

Javier Alonso Delgado es madrileño. Toca el piano desde los nueve años, realiza sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música de Madrid y se titula en las especialidades de Piano y de Solfeo, Teoría de la Música, Repentización y Acompañamiento.
Ha realizado cursos de especialización, entre otros, con maestros de la talla de Carles Guinovart, Humberto Quagliata, Monique Dechausses, Josep Colom, Enrique Blanco, Antón García Abril, Brenno Ambrosini y David Kuyken.
Se dedica profesionalmente a la música desde el año 1982, tanto en la enseñanza como en conciertos y grabaciones.
Desde el verano de 2002 reside en Sevilla.

Patrimonio Musical. Un madrileño que se hace cofrade.
Javier Alonso. Sí, pero me hago cofrade hace relativamente poco tiempo.

P.M. ¿Pero conociendo la Semana Santa ya de joven?
J.A. No. Conocía la Semana Santa de Madrid muy por encima, y la de Sevilla por la tele, si es que ponían algo, pero en mi familia no existía ningún tipo de tradición cofrade, aunque las procesiones siempre llamaron mi atención.
Hasta que un año me da por venir...

P.M. ¿Por alguna razón en especial?
J.A. Llevaba algunos años viendo la Semana Santa castellana: Madrid, Toledo, Zamora, Valladolid, Segovia... Hasta que me decidí a venir a Sevilla. Reservé habitación en un hotel e incluso conseguí una silla. Desde entonces no he vuelto a estar en otro sitio en Semana Santa.

P.M. Músico y cofrade. Es una combinación no demasiado frecuente...
J.A. Yo soy músico, cronológicamente, antes que cofrade. Y lo de ser músico cofrade viene mucho después, incluso después de hacerme hermano de varias cofradías, de la mano de Ángel Alcaide, que un día, medio en broma medio en serio, me propone hacer una marcha para el disco que estaba grabando con la Banda de la Esperanza de Triana "Así suena Sevilla: Miércoles Santo", y de ahí sale "Madre de Dios de la Palma", que fue mi primera marcha.
Desde ahí ya todo ha ido seguido.
De todas formas, antes de dar el paso de componer mi primera marcha me preocupé de conocer lo mejor posible el repertorio de las marchas procesionales. En este sentido dispongo de un archivo de grabaciones y partituras de marchas cofrades que supera las 600 obras (solamente de banda de música). Gran parte de las partituras las he estudiado y analizado, por lo que creo que conozco algo acerca de la Forma Musical de la marcha cofrade, aunque tengo que reconocer que prácticamente estoy empezando y me queda muchísimo por aprender.

P.M. Como músico, en la Semana Santa ha probado varias facetas.
J.A. Sí, después de aquello es cuando me caso, me vengo a vivir a Sevilla y Ángel Alcaide me propone el cargo de subdirector de la Banda de Música de la Esperanza de Triana, cosa que acepto. Vivo entonces, durante algo menos de un año, lo que es el mundillo de las bandas en Sevilla desde dentro, desde Julio de 2002 hasta la disolución de la banda a principios de Junio del 2003.

P.M. A partir de "Madre de Dios de la Palma" ha tenido un ritmo de creación musical bastante productivo, y no sólo de marchas procesionales, sino también de música de capilla. Coméntenos.
J.A. Después de "Madre de Dios de la Palma" -que compuse entre Noviembre y Diciembre de 2001- hice dos piezas de capilla para la Hermandad del Cristo de Burgos: "Santísimo Cristo de Burgos" y "Lágrimas de San Pedro", que se estrenaron en la Semana Santa de 2002.

A finales de 2001, un hermano de las Penas de Málaga me encarga una marcha para su hermandad. La marcha debía tener algunas condiciones: con cornetas, alegre y de una duración que no excediera de los tres minutos, para que se pueda mantener el Trono en movimiento durante la toda la marcha.
En aquel momento es cuando me caso, el encargo se retrasa, pero después de casarme e instalarme en Sevilla la compongo, con el nombre de "Pasa la Virgen de las Penas". Realizo además una pieza de capilla dedicada al Cristo de la Hermandad: "Cristo de la Agonía".

Para la Hermandad de los Siete Dolores de Madrid, de la que es Diputado Mayor de Gobierno mi amigo Enrique Guevara, compuse en febrero de 2003 la pieza de capilla "Siete Dolores de María".

Posteriormente el director de la Banda de la Paz de Málaga, Juan Jurado, que ya ha ensayado "Pasa la Virgen de las Penas", me encarga otra marcha para un disco que está preparando. La quiere con cornetas -un poco a la carta- con fuerte de bajos, alegrita... de ahí salió "Consolación y Lágrimas", que está dedicada a la Hermandad de la Sangre. Esta marcha nació entre Julio y Agosto de 2003.

Mientras tanto me surgió la idea de componer un Vía-Crucis de música de capilla que desde el primer momento pensé dedicar a la hermandad de Santa Cruz, aparte de por cuestiones personales, por la conmemoración del Centenario de la Hermandad.
Conocía ciertos detalles, sabía que se iban a hacer marchas, como la de Manuel Marvizón, pero para el Cristo no se había pensado nada. La idea que tuve fue esa, que ha resultado ser (por lo que sé y por lo que me han comentado) la primera iniciativa de ese tipo: catorce piezas de música de capilla, representando cada una de ellas una estación del Vía-Crucis. Esto surgió entre Junio y Septiembre de 2003.

Paralelamente a eso, José Antonio López Camacho, director de la Banda Julián Cerdán, de Sanlúcar de Barrameda, me encarga dos marchas: una para la Hermandad del Cautivo de Sanlúcar y otra para la de Los Javieres de Sevilla. La de los Javieres tarda bastante en cristalizar -unos cuatro meses- y en el proceso de creación tuve que desechar numerosas ideas (aunque están todas guardadas).

"Estrella, Reina de San Roque" La compuse, en parte, con material anterior, reformado ya con la idea de la Virgen de la Estrella y la Hermandad del Cautivo de Sanlúcar.

"Llena eres de Gracia" se prueba por primera vez por la banda a finales de Enero de este año 2004 y "Estrella, Reina de San Roque", un poco más adelante.

A continuación compuse "Virgen del Monte Calvario". José Carlos González, presidente de la Banda de la Paz de Málaga y a su vez, Hermano Mayor de la Hermandad del Monte Calvario, me pidió en noviembre que realizase una marcha a su Virgen, pues la que tenían pensada para incluir en el disco de la Banda de la Paz no les convencía del todo, por no estar demasiado acorde con el estilo de la hermandad. La marcha quedó concluida en enero de 2004, siendo de corte fúnebre y en consonancia con el estilo de la Hermandad del Monte Calvario.

Después de las navidades me informo de la convocatoria de un certamen de marchas fúnebres en Zamora y decido presentarme. En este caso el proceso creativo tarda muy poco -al menos la idea principal y el guión-. Mi marcha "Madre Dolorosa" obtiene en la final del certamen (28 de Marzo) el segundo premio, quedando el primero desierto.
En principio mi idea es dedicarla a una hermandad de allí, a la que pertenece un amigo mío, pero parece que la situación en dicha hermandad está complicada y no sé que pasará al final. Sé que si se queda en Zamora permanecerá en un ámbito muy reducido y si viene para Andalucía tendrá mayor difusión. Pero ya veremos, porque me debo a la palabra que he dado. Esperaremos acontecimientos.

Realizo a la vez dos capillas para la hermandad de los Siete Dolores de Madrid (primeras de un conjunto de siete, que representarán los Siete Dolores de María) y una más para el Cristo de Burgos, "Madre de Dios", dejando así completa una trilogía de capilla para la hermandad.
Cuando entregué dicha pieza en la Hermandad, varios miembros de la junta me comentaron que en el archivo de la hermandad tenían el guión de la marcha de José Martínez Peralto "Madre de Dios". Había una serie de problemas con la marcha, que se estrenó el año anterior con instrumentación de José Antonio López Camacho, y me ofrecieron hacer la instrumentación de ese guión. Acepto el encargo y la nueva instrumentación se estrena el 21 de Marzo por la Banda de Tejera en la Iglesia de San Pedro.

Y esta es toda mi producción hasta la Semana Santa de 2004.

P.M. Pero ahí no queda la cosa...
J.A. No. La cosa sigue: en el estreno de "Llena eres de Gracia", en la XIII Exaltación del Martes Santo, organizada por la Hermandad de Los Javieres en Omnium Sanctorum, un miembro de la Junta de Gobierno de la Hermandad de San Esteban empezó a hablarme acerca de componer una marcha para su hermandad, y de ahí nació el proyecto que ha visto la luz este verano: "Desamparados".

También han surgido una marcha para la Hermandad de Jesús Despojado, "Dolores de Molviedro", y otra conmemorativa del cincuenta aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Amargura, titulada "Cincuentenario".

Tenía también el encargo de José Luis Segura, Teniente de Hermano Mayor de los Javieres, de componer unas piezas de capilla para el Cristo por el cincuentenario de la fundación de la hermandad, las cuales he terminado en Septiembre.

Recientemente he presentado las marchas en las hermandades, tanto en San Esteban como en Jesús Despojado. En las dos hermandades han acogido las dos composiciones muy calurosamente. En la Amargura, ha sido algo un poco más complicado porque ha habido que someterla al juicio de la Junta de Gobierno (todos sabemos lo exigente que es esta Hermandad con su repertorio musical), pero al final se ha aceptado y se tocará el día 21 de noviembre, en la procesión extraordinaria que la Virgen de la Amargura realizará desde la Catedral a San Juan de la Palma.

Actualmente estoy trabajando en la conclusión del ciclo de capilla para la Hermandad de los Siete Dolores de Madrid y en encargos para Málaga y Granada.

Además, estoy trabajando desde hace un año en un proyecto de investigación musical, el cual creo que dará mucho que hablar cuando se concluya.

Y eso es todo... de momento.

P.M. ¿Está satisfecho con su producción y cree que ha obtenido el refrendo de Sevilla?
J.A. El refrendo de Sevilla es lento, cuesta mucho.
Poco a poco estoy intentando que se me conozca. De momento creo que soy un poco conocido y apreciado a ciertos niveles, pero todavía me queda dar el salto a muchas Bandas de Música, Juntas de Gobierno y cofrades en general.
Los muy aficionados a las marchas que se preocupan por conocer todo, lo antiguo y las novedades, entre los que hay numerosos foreros de "Patrimonio Musical", ya saben quién soy y creo que aprecian mi música.

P.M. Aunque no lleva demasiados años involucrado en la Semana Santa, ya la conoce bastante bien, y además desde dentro. ¿Cómo ve el panorama musical?
J.A. Lo veo con muchas cosas... buenas y no tan buenas...

P.M. ¿Qué hace falta?
J.A. Profesionalidad y conocimiento, por parte de todos los que deciden los repertorios: Directores de Bandas, Diputados de Música, Capataces, etc.; que las hermandades sepan lo que tienen, sepan lo que hay, sepan lo que les va, que no se dejen llevar por modas del momento y por supuesto que no haya hermandad que no toque todo su repertorio propio en la calle, porque eso es patrimonio, lo mismo que lo es el bordado, la orfebrería, las insignias, los pasos...

P.M. Y ahora que parece que hay un leve auge por la recuperación de marchas antiguas o inéditas, ¿cuáles le llaman más la atención o cuál es su preferida?
J.A. Todas me llaman la atención. A todas les sacas algo y te das cuenta de lo mucho perdido y olvidado. Ojo, no pretendo con esto arrinconar la producción actual (eso sería tirar piedras sobre mi propio tejado), pero si pienso que se debe llegar al equilibrio entre lo nuevo y lo antiguo.
Creo que las hermandades, aparte de atender a los estrenos, deberían revisar sus archivos, ver lo que tienen, estudiar las partituras de forma objetiva e ir sacando ese material a la luz. Programarlo en conciertos, en la calle: darle vida a su patrimonio. Porque ¿qué sentido tiene que casi todas las hermandades de Sevilla toquen, por ejemplo, gran cantidad de veces "Pasan los campanilleros" o "Rocío" en sus salidas procesionales?. Sería más interesante y más enriquecedor que a la Virgen de la Paz le tocaran "Regina Pacis", que a la del Rosario de Montesión le tocaran "Paso de palio", "El Dulce Nombre" a la Virgen del Dulce Nombre, "Spes nostra" a la Macarena o "Esperanza Trianera" de Peralto a la Esperanza de Triana... además del repertorio habitual de cada hermandad, evitando la repetición de marchas y dándole a la salida procesional auténtica calidad musical.
Creo que en una salida procesional hay para mucho: Se puede y se debe tocar todo, con un cuidado especial en las marchas propias de cada hermandad. Esto haría que la cada salida procesional tenga un aliciente distinto y que no se escuchen las mismas marchas una y otra vez.

P.M. Que características tiene su música y alguna anécdota relacionada con alguna de sus marchas.
J.A. Creo que poco a poco estoy definiendo mi estilo. Quizás lo que más me identifique sea que no soy andaluz y que provengo de una formación clásica. Obviamente, tengo muy claro qué se puede hacer y qué no se puede hacer. Sería una locura realizar una marcha en lenguaje serial, o siguiendo las pautas compositivas de músicos como Mahler y Bruckner, o al estilo impresionista de Debussy...
Pretendo que mi música sea directa, que llegue a la gente, pero que cada pieza tenga un rasgo que la diferencie de otras con pequeños detalles de aspectos formales poco habituales en el género (sextas napolitanas, acordes de séptima disminuida, acordes de novena sin preparación, flexiones, uso de dominantes secundarias, etc.).

Pretendo que mis tríos sean evocadores, descriptivos.
En el de "Madre de Dios de la Palma" trato de evocar el recorrido del palio por las calles San Juan y Sales y Ferré. Lo viví y me quedé con ese momento.
Con "Llena eres de Gracia" ocurre lo mismo. Cuando pasa por Palacios Malaver... Lo ví un año y me quedó marcado, la hermandad va muy sola, el público se concentra en la entrada de la Cofradía, y ese es un momento muy íntimo.

La marcha "Cincuentenario" la he querido hacer al estilo de la música clásica inglesa de principios del Siglo XX, de los grandes compositores como Elgar o Holst. He partido de las "Marchas de Pompa y Circunstancia" de Sir Edward Elgar y he reinterpretado la forma desde mi punto de vista, con la inspiración puesta en la Dolorosa de San Juan de la Palma.

En definitiva, he comenzado un camino. Solo he comenzado. Me produce reparo y cierto rubor que se me llame "compositor". Quizá sería más ajustado "aspirante a compositor". Vuelvo a reiterar que considero que tengo todavía mucho que aprender, mucho que investigar y mucho que progresar. Aunque solamente con que Ella se sienta un poco contenta con la música que he creado en Su honor, me doy por satisfecho.

 Copyright © Patrimonio Musical 2004-2018

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, 

de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización.