Grandes Marchas

María Santísima del Dulce Nombre (Luis Lerate Santaella, 1955)

Domingo Rodríguez LagoMazzini

1 de Septiembre de 2004



Luis Lerate Santaella (1910-1994)


CONTEXTO

"María Santísima del Dulce Nombre" se ha consagrado, curiosamente en estos últimos años, como una de las más bellas partituras dedicadas a una dolorosa sevillana. Su esquema simple y conciso combinado con el empleo de hermosas melodías y una rica armonía hacen ser a esta marcha una de las más queridas entre el público cofrade. Fue compuesta para banda de música por Luis Lerate en 1955, siendo estrenada en la Semana Santa del año siguiente.

Lerate fue un prestigioso violinista y compositor que estudió en Sevilla, Madrid y París, y que ocupó la plaza de Catedrático en el Conservatorio Superior de Sevilla durante 40 años. En el año 2004 se cumple el décimo aniversario de su muerte. Junto a los hermanos Pantión y otros compañeros del Conservatorio, pertenece a la generación de músicos de la postguerra. Lerate compuso su primera marcha dedicada al Buen Fin en 1948, otra dedicada a las Mercedes del Tiro de Línea en 1957 (de la cual, su hermano Antonio fue primer Hermano Mayor) y toda una trilogía de marchas dedicadas a la Hermandad del Dulce Nombre: "María Santísima del Dulce Nombre" (1956), "Cristo del Mayor Dolor" (1989) y "Jesús ante Anás" (1993), un año antes de su fallecimiento.

LA MARCHA: MARÍA SANTÍSIMA DEL DULCE NOMBRE

Su estructura es bien clara: tiene una breve Introducción -basada en la melodía "Salve Regina"- tras la cual se expone el Tema A, que se repite una vez. El Tema B es introducido directamente con la única preparación de un compás de caja, y es repetido de nuevo, dando paso finalmente a una reposición del Tema A, tras la cual termina la marcha con una rotunda Coda similar a la Introducción.

La Introducción está constituida por una breve frase ejecutada en fortissimo y a unísono por los instrumentos más graves de la banda, siendo interpretada tras un golpe de platillo esta vez por la madera en pianissimo, a modo de eco. Seguidamente comienza el Tema A: en él se suceden dos preguntas con sus respectivas respuestas; se ejecuta la Primera Pregunta en fortissimo, cuya melodía está constituida simplemente por notas de larga duración -lo realmente llamativo de esta melodía es la rica y abundante armonía y en el caprichoso movimiento del bajo- y la Respuesta es ofrecida por la madera en pianissimo. En esto se basa toda la marcha, en la alternancia entre polos opuestos: primeramente el grueso de la banda y luego los instrumentos más dulces. A continuación se expone la Segunda Pregunta con su respectiva Respuesta de la misma forma, fortissimo-pianissimo, para luego repetir de nuevo todo el Tema A (las dos preguntas con sus dos respuestas). Tras esto, hay un redoble de caja y bombo crescendo que cae directamente al Tema B o Trío de la marcha, muy efectista, basado en la armonía andaluza. Finalmente se reexpone el Tema A para dar paso a la Coda, la cual emplea de nuevo la melodía introductoria en un decidido fortissimo de toda la banda.

GRABACIONES RECOMENDABLES

De todas las grabaciones de "María Santísima del Dulce Nombre" es la más nítida que se puede encontrar es la de Tejera, en el disco "Clásico 2".
Aún así, la mejor grabación que se ha hecho de esta pieza se encuentra en el disco de marchas que grabó la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Altamente recomendable. A la hora de escuchar una obra (sea marcha u otro género musical) no sólo hay que pensar en la perfección del sonido; también hay que pensar, sobre todo, en la calidad de interpretación. Personalmente, jamás he escuchado una versión tan magníficamente ejecutada como la de la Orquesta de Sevilla.
MARÍA SANTÍSIMA DEL DULCE NOMBRE (1955) Luis Lerate Santaella
Alcalá de Guadaíra

 Copyright © Patrimonio Musical 2004-2018

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, 

de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización.