En memoria de d. Leandro Gámez Varo

Disquisiciones y debates sobre diversos aspectos de temática musical.

Moderadores: Le_trompeteur, Javi_EdT, palio_, clavesol, fiscal_palio, Farfano

Avatar de Usuario
clavesol
Laserniano acérrimo
Mensajes: 2866
Registrado: 20 Nov 2006, 22:42
Ubicación: En Cabra (Córdoba)
Contactar:

En memoria de d. Leandro Gámez Varo

Mensajepor clavesol » 10 Feb 2009, 23:29

Le conocí gracias a la música de su padre. Sabía que detrás de "Saeta Cordobesa" tenía que haber un buen hombre y que mucho de esto habrían heredado sus descendientes. No conocí a fondo a d. Pedro Gámez hasta que un día tuve la fortuna de conocer a Leandro Gámez.

Impulsado por reconstruir lagunas biográficas del compositor que hizo de la marcha procesional una lección de contrapunto y armonía, me puse en contacto con él. Me abrió las puertas de su casa en Córdoba, como quien recibe a alguien que conoce de toda la vida. Allí, entre sus paredes, pude respirar el pasado de un director militar que ante todo era una gran persona y mejor padre.

Leandro Gámez hablaba con admiración devota de su padre. Es el mayor de los tres hermanos Gámez Varo y pudo presenciar de primera mano determinados momentos importantes de la vida del Maestro Gámez: como sus nada fáciles comienzos en Córdoba en la Banda Municipal, el proceso de creación de la hermosa partitura de "Impresiones Cordobesas", su marcha a Madrid y su estancia allí con la figura de Martín Domingo, o su vuelta a Córdoba un día lluvioso de diciembre de 1945, como él siempre recordaba.

D. Leandro no fue músico, aunque vivió este arte espiritual en todo su paroxismo, ya fuera al lado de su hermano, de su hermana, de su padre o de su tío. Cuando tarareaba esas inconfundibles melodías lasernianas sus ojos dibujaban una nostalgia muy grande y su cara reflejaba emoción por algo que había pasado y que nunca más volvería a presenciar.

En estos últimos años la familia Gámez ha sido primordial para la revalorización de la figura de su padre y de muchas de sus obras desconocidas. En particular, Leandro, desde Córdoba, se ha mostrado en todo momento abierto y solícito a cualquier petición de músicos o de quien esto escribe. Una tarde, ya lejana de enero de 2005, me llamó entusiasmado porque tenía en su poder la partitura de una marcha que apenas él recordaba al haber transcurrido mucho tiempo, quizás demasiado, sin interpretarse. Se trataba de "Virgen de la Soledad", dedicada a la Soledad de Castilleja de la Cuesta. Presto, al día siguiente allí estaba tomándome un café con él para recoger aquellos papeles tan anhelados y darle el curso necesario para su recuperación pública.

Así sucedió en más de una ocasión. Esas brisas del barrio de la Fuensanta traían historias de recuerdos imborrables sobre músicos que acompañaron a su padre en su vida artística. No faltaba nunca el nombre de su mejor amigo, d. Pedro Morales, que para Leandro era su segundo padre.

Ante la inevitable pregunta de qué marcha de su padre le gustaba más, Leandro esgrimía unos circunloquios propios de un hijo que no puede quedarse con ninguna de sus eximias marchas. Su obra sobrepasaba los límites del sentimiento y de la memoria. Quizás "Saeta Cordobesa" guardaba un lugar especial, también "Salve Regina Martyrum" por la grandeza de su armonía, de quien Leandro escuchó hablar maravillas a Enrique Báez, cuando el violinista cordobés afirmó que se trataba de un compendio de armonía.

Después, en estos últimos años, se han precipitado una serie de eventos e hitos importantísimos en la vida y obra de Gámez Laserna. Leandro ha disfrutado viendo cómo, a pesar de que siempre sostuvo que su padre ha sido recordado y admirado por todos, el nombre de Pedro Gámez Laserna ha ido copando cada vez más los atriles de los conciertos y los repertorios de los discos.

Echamos la vista atrás sólo en un horizonte cercano y nos encontramos con aquel homenaje laserniano durante la procesión extraordinaria del Císter, el reestreno para orquesta y coro de "Salve Regina Martyrum" en la Catedral de Sevilla, la interprepetación de ésta y de "Saeta Cordobesa" por primera vez en la historia detrás del palio de la Reina de los Mártires (recuerdo la tarde en la que con emoción me enseñó un recorte de periódico con un artículo que publicó Fernando Morillo destacando este hecho trascendental) las primeras grabaciones de todas las marchas inéditas (salvo una, que está por llegar), recuperaciones y primeras grabaciones de obras sinfónicas, la celebración del centenario de su nacimiento, la rotulación de unos jardines con su nombre en Córdoba y el posterior homenaje con el hermanamiento entre las bandas de la Esperanza de Córdoba y Cigarreras de Sevilla como testigo y un sinfín de situaciones que a buen seguro habrán hecho las delicias de su corazón de hijo.

Todo esto lo ha vivido, como así merecía. Detrás podría citar algunas bandas y muchos músicos de éstas, periodistas y personas ligadas a hermandades que se han acercado a él para beber de su experiencia como hijo de todo un maestro y de su profundo sentido de la afabilidad y la hospitalidad. Prefiero no hacerlo para no dejarme a nadie atrás, pero ellos saben, si leen esto, de lo que estoy hablando y del pesar que nos invade por haberle perdido.

Hoy se nos ha ido y me gustaría recordarle para siempre con el tema final de "Salve Regina Martyrum", cuando la música adopta ese cariz espiritual tras su modulación, andando detrás del paso de la Reina de los Ángeles en un atardecer de septiembre, abandonando la plaza de Capuchinos y adentrándose en una noche mágica, plena de sensaciones inefables y de gozo por el orgullo de haber sido el hijo de uno de los mejores de la historia.

Descanse en paz, d. Leandro.

* En homenaje a D. Leandro Gámez Varo, fallecido en Córdoba el 10 de febrero de 2009
"La música es una revelación más alta que la filosofía" (Beethoven)
www.patrimoniomusical.com
www.elatril-clavesol.blogspot.com

Avatar de Usuario
varcio
Místico purista
Mensajes: 295
Registrado: 20 Nov 2006, 22:42

Mensajepor varcio » 11 Feb 2009, 01:06

Desde aquí me uno a las palabras de clavesol. Siempre le estaré profundísimamente agradecido a D. Leandro su generosidad para poder disfrutar hoy de la marcha de su padre 'Virgen de la Soledad'.

Descanse en Paz.
“Es innegable la influencia que tiene en la vida cultural de los pueblos la existencia de una banda de música” (Mas Quiles)

Avatar de Usuario
llavecita
Aficionado
Mensajes: 81
Registrado: 28 Mar 2007, 22:23

Mensajepor llavecita » 11 Feb 2009, 18:25

Siempre recordaré el rostro de Leandro Gámez, bañado por lágrimas de emoción, al escuchar las notas de "Saeta Cordobesa" o "Pasa la Virgen Macarena", cuando asistía a Conciertos donde se interpretaban las Marchas de su padre.

Ahora, cuando escuche una Marcha de D.Pedro, me acordaré de los dos, padre e hijo, que juntos en el Cielo gozan ya de la Vida Eterna y Verdadera. Desde allí, seguirán cuidando de los suyos y de todos los que tuvimos la dicha de contar con su aprecio y amistad.

!Ya te está llamando papá!, le decía bromeando Pepe Gámez, a su hermano Leandro,días antes de morir, cuando en su móvil sonaba "Pasa La Virgen Macarena". Así, del mismo modo, como se fué D.Pedro de este mundo, se ha ido su hijo Leandro, siempre obediente y atento a todo lo que su padre necesitaba. ¡Sevilla y Córdoba eternamente unidas!.

Para toda su familia, un fuerte abrazo.

Avatar de Usuario
villaverdero91
Colaborador habitual
Mensajes: 275
Registrado: 04 Dic 2007, 14:16

Mensajepor villaverdero91 » 11 Feb 2009, 19:12

Que bonito se le saltan a unos las lágrimas ante este tipo de comentarios, seguro que padre e hijo seguirán componiendo juntos en el cielo la más bellas de las melodía para Santísima la Virgen,desde Cantillana un abrazo de la familia

saetilla
Asiduo al foro
Mensajes: 133
Registrado: 20 Nov 2006, 22:42

Mensajepor saetilla » 12 Feb 2009, 17:58

Muchos son los recuerdos con él vividos. Muchas fueron las horas de placida tertulia. Amenas charlas en las que me desgranaba el recuerdo de su padre. Me enseñó muchas cosas, sin ejercer jamás la docencia, fue para mi persona un maestro. Hablaba de su padre con pasión. Sentía su música y su obra como una admiración fuera de límite. Parece que lo estoy viendo ahora mismo. Expectante, durante la que fue su última Semana Santa, junto a los jardines dedicados a la memoria de su padre en el Marrubial cordobés. La Banda Municipal de Gerena atacaba la triunfal fanfarria de entrada de Pasa la Virgen Macarena. Los ojos de Leandro brillaban con la ilusión de un niño. Era feliz, Córdoba por fin reconocía a aquel que tan inmenso legado musical nos dejo. Santísimo Cristo de la Caridad, Saeta Cordobesa, Salve Regina Martyrum, Nuestra Señora de la Piedad y Ángeles del Cister, cinco marchas de procesión nada mas y nada menos Una de éllas es todo un poema sinfónico para la Semana Santa, me refiero a Saeta Cordobesa. Córdoba estaba en deuda con Gámez Laserna y su hijo Leandro se encargo de enseñarnos a las nuevas generaciones la maravilla que desconocíamos, hasta que se logró ponerlas en valor, consiguiendo así el ansiado reconocimiento.
Le vi fastidiado en los actos organizados por la Banda de Música de María Santisima de la Esperanza de Córdoba en homenaje a Don Pedro Gamez. La cruel enfermedad ya había hecho mella en él, pero allí estaba. Orgulloso y a la vez agradecido.
Hoy cuando el féretro que contenía sus restos salía de la iglesia a los sones de Salve Regina Martyrum, Leandro nos decía adiós para siempre. De seguro que ya estará junto a quien tanto quiso compartiendo la gloria celestial. El proximo Lunes Santo cuando junto a los Jardines del Músico Gamez Laserna, la Banda de Guadalrosal ataque la fanfarria inicial de Pasa la Virgen Macarena, para mitigar el llanto de la Reina del Zumbacon, no veré los ojos de Leandro brillantes entre el público, los buscare más arriba. Seguro de que María Santísima le ha cedido un palco en el cielo junto a aquel que tanto quiso y admiró.
Adios Leandro, hasta siempre

tubabandaesperanza
Colaborador habitual
Mensajes: 575
Registrado: 20 Nov 2006, 22:42

Mensajepor tubabandaesperanza » 17 Feb 2009, 00:59

Imagen

Creo que esta es la imagen que siempre me quedará de Él. Feliz por ver el anhelo de que Córdoba reconociera lo que su padre dejó en ella. Satisfecho.
Esta foto es del pasado 29 de Noviembre. Rodeado de su Familia: hermanos, hijos y nietos, amigos. Gente que lo queríamos.

Leandro, descanse en Paz.

Manuel-G.S
Aficionado
Mensajes: 1
Registrado: 04 Mar 2009, 23:49

GRACIAS

Mensajepor Manuel-G.S » 05 Mar 2009, 00:50

Ante todo daros las gracias por acerme llorar, llorar de emoción por nombrar con verdadero cariño y respeto a mi padre y a mi abuelo.
Desde todo lo que has dicho de ellos y como nombras a mi padre que tanto añoro en estos momentos de dolor que estamos pasando, nos dais un respiro en que
sabemos que en las hemandades de Córdoba y de toda Andalucia cuando suene una marcha de mi abuelo sabré que os acordais de una familia andaluza y humilde de la cual salieron unos genios. genio música como fué mi abuelo Pedro y genio humano y sensible como fue mi padre .
que yo no llamo Leandro sino papá. Es un orgullo para mi volver a darte las gracias a ti, por nombrarlos y a Dios por dármelos y por quitármelos siendo católicos como somos sabemos que desde el cielo esta cuidando los dos de toda su familia
GRACIAS 5 veces. Cada una de ellas por cada hijo, y las gracias mas dulces de parte de mi madre. y un saludo a todos de Manuel Gamez Serrano


Volver a “Reflexiones”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados