Investigación

La marcha procesional "La Sagrada Lanzada"

José María Pinilla Gómez

21 de Marzo de 2014



Manuel Font Fernández

Introducción.

Del rico patrimonio artístico que atesoran las hermandades sevillanas tal vez es el musical, debido a su inmaterialidad, el menos apreciado por las mismas. Es de justicia, pues, poner en valor, al igual que hacemos con las tallas, las andas procesionales, los bordados o la orfebrería, las composiciones dedicadas a las Imágenes de nuestra devoción. En el caso concreto de esta Hermandad cuatro veces centenaria, el catálogo de obras de índole procesional inspiradas en sus Sagrados Titulares es extenso y comprende piezas de diversos estilos y géneros. Entre las mismas destaca por su singularidad la marcha fúnebre que en 1928 entregó el prestigioso músico Manuel Font Fernández (1), a la que dedicamos el presente artículo.

El contexto histórico. Los años veinte del pasado siglo.

Nacen en esa década muchos de los elementos estéticos que definen la Semana Santa de la actualidad gracias a la renovadora labor que figuras geniales del calibre de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, Antonio Castillo Lastrucci o Cayetano González Gómez aportan a sus respectivas disciplinas artísticas. También la música procesional pasa por una época esplendorosa, pues conviven compositores de herencia romántica como el jerezano Germán Álvarez Beigbeder con quienes beben del impresionismo y el nacionalismo como Manuel Font de Anta (2); otros como Manuel Borrego Hernández se adentran en el terreno sinfónico (3) y finalmente Manuel López Farfán revoluciona el concepto vigente hasta entonces, dando protagonismo a las cornetas y otros instrumentos poco habituales, introduciendo partes cantadas y avivando el ritmo de las obras.


Misterio de La Lanzada que inspiró la obra

La figura de Manuel Font Fernández de la Herrán (4).

El autor que nos ocupa, tronco de la fecunda saga de músicos que comienza su padre José Font Marimont y continúan sus hijos Manuel y José Font de Anta, acompañaba esos años a nuestra Cofradía en calidad de director de la Banda Municipal de Sevilla (5), cargo que ostentó nada menos que durante treinta y siete años (6). A él se debió la importancia de esta entidad tal y como la conocemos en la actualidad. Procedente del Asilo de Mendicidad de San Fernando sito en la céntrica plaza de San Leandro y nacida sobre 1850 (7), desde 1910 (8) esta formación fue asumida como propia por el Ayuntamiento de Sevilla. De la talla humana del maestro Font habla un músico que entró por entonces en la banda: "La providencia quiso que visitara la citada institución benéfica un buen hombre, con más virtudes que defectos, que se llamaba don Manuel Font Fernández, aunque no sevillano de nacimiento, sí de adopción y con un gran amor por la Giralda, como más tarde lo demostrará. Este nunca bien recordado buen maestro, inspirado por verdaderos rasgos de humanismo, empezó a enseñar gratuitamente solfeo, teoría e instrumentos a los niños que estaban allí acogidos; consiguiendo de esta manera y en un tiempo increíblemente corto una pequeña bandita que con el tesón, la fuerza de voluntad y la fe que puso en su inquebrantable labor alcanzó uno de los más ansiados y deseados sueños de su vida: formar una gran banda, que con el tiempo llegó a ser municipalizada por nuestro Ayuntamiento. Por cierto, que los ensayos de la misma solían celebrarse diariamente en el mencionado asilo-hogar (9)."


Banda Municipal de Sevilla en 1930

En cuanto a la dimensión artística de Manuel Font Fernández para las cofradías, baste decir que gracias a su labor disponemos de la instrumentación para banda de "Virgen del Valle" (1898), "Soleá, dame la mano" (1918) y "Amarguras" (1919) entre otras, marchas procesionales de capital importancia en nuestra Semana Santa. Su legado como compositor se limitó a tres excepcionales marchas fúnebres -"A la memoria de mi padre" (1899), "La Sagrada Lanzada" (1928) y "Expiración" (1941)- amén de sublimes composiciones de música de capilla -"Santísimo Cristo de las Misericordias (10)", "A Santa Cruz"- y numerosas obras para el culto interno como la "Cantata en honor del Santísimo Cristo de Burgos" (1896) con letra de Juan Francisco Muñoz y Pabón (11). También cultivó la temática profana con un buen número de zarzuelas y pasodobles (12).

¿Marcha procesional o poema sinfónico?

El maestro Font Fernández plasmó en el pentagrama una obra de carácter profundo y solemne, que en palabras del cronista que asistió a su estreno ante la Junta de Gobierno de entonces es un "poema musical que encierra una inspiración suave y amena (13)". La condición fúnebre de la misma, además de ser común a la mayoría de marchas procesionales de su tiempo, responde al sello de la hermandad esos días. Podemos leer años después que, de las cofradías del Miércoles Santo "la más severa [era] la de la Sagrada Lanzada, y la de mayor popularidad, la de la Virgen del Refugio, que salió del barrio de San Bernardo .(14)"

La pieza muestra una estructura binaria por reducción de la forma minué ternario del que se ha eliminado la reexposición del primer tema. Este esquema, que además puede presentar tanto una introducción como una coda final, es bastante usual en las marchas procesionales, y entre los muchos ejemplos existentes podemos ver "Pasan los campanilleros" (Manuel López Farfán, 1924), "Saeta Cordobesa" (Pedro Gámez Laserna, 1949), "La Madrugá" (Abel Moreno, 1987) o "Amor" (Manuel Marvizón, 2007) (15). Tiene, por tanto, un tema A o exposición que está resuelto en la tonalidad principal en modo menor, y un segundo tema B o trío en el mismo tono en modo mayor. En su instrumentación asume la configuración de la Banda Municipal en esos días, con algunos papeles hoy en desuso, pues contempla dos fagotes, clarinete bajo, saxofón soprano, saxofón barítono, fliscorno bajo, trombón bajo, bombardino segundo, redoblante, caja y contrabajo (16).

Inspirada en la escena de nuestro paso de misterio, que recrea el texto evangélico del apóstol Juan (17) ya anticipado por el profeta Zacarías (18), la composición es plenamente descriptiva siguiendo la concepción de poema sinfónico. La prensa de la época la explica con sumo detalle: "El poema del maestro Font comienza con un murmullo suave y melancólico que hace recordar el lamento infinito del pueblo de Israel, por la tragedia del Gólgota. Seguidamente, entre el clamor de las trompetas romanas, las palabras de la Santísima Virgen a su hijo hallan eco en una frase vibrante y majestuosa. El segundo tema lo constituye la resignación de Cristo, al sentir lacerada su carne con la lanza de Longinos, cuando de sus labios brotan las palabras "sed tengo". Esta misma palabra se repite en fortísimo, cuando en la exasperación de la agonía, se consuma la tragedia entre sollozos de dolor de la Virgen Santísima y de los hijos de Jerusalén. Termina repitiendo motivos anteriores, para finalizar con una frase plena de sonoridad, que es como la conversión de los creyentes ante la soberanía del Redentor (19)."

Dimensión de la marcha procesional "La Sagrada Lanzada"

Desde el momento de su gestación, esta composición ha disfrutado de un bien ganado protagonismo en los desfiles penitenciales. La hemos encontrado en el repertorio de la Banda Municipal para la Semana Santa de 1929 que habría de interpretarse en las cofradías de la Amargura, Candelaria, Lanzada, Valle y Cachorro (20); como ya reflejamos en un artículo anterior, era una de las marchas procesionales que integraban el listado de la banda de Soria 9 en 1946 (21), y, del mismo modo, nos consta que La Oliva de Salteras la tocaba tras la Virgen del Subterráneo en los años cincuenta (22). Estos datos tienen más relevancia de la que parece porque los repertorios de entonces eran sumamente exiguos, compuestos por menos de diez composiciones. Igualmente hemos acreditado su interpretación en diferentes conciertos (23) y actos cofrades (24).

También esta marcha ha estado presente en las grabaciones discográficas. De las trece veces que se ha incluido en discos (25), merecen destacarse tres de ellas. Comenzamos por el vinilo que la recogió por vez primera -la banda de Soria 9 bajo la batuta de Pedro Morales en 1972-, compartiendo lugar con otros estrenos discográficos como "El Refugio de María" (Manuel López Farfán, 1921) o "Esperanza Trinitaria" (Antonio Pantión, 1971). Igualmente recomendamos su escucha en la excelente selección musical del disco "Mektub, estaba escrito", de la banda de La Oliva de Salteras en 2005. Y, tal vez por encima de ambas, la versión original recuperada de errores de transcripción a cargo de la Banda Municipal de Sevilla en 2004 en su obra "Ésta es la historia".


La primera grabación de la marcha "La Sagrada Lanzada"

En la actualidad, "La Sagrada Lanzada" es una marcha habitual en conciertos y procesiones. Este pasado 2010 se ha podido escuchar -además de tras nuestro palio (26)- en el Amor, Penas, Estudiantes, Cristo de Burgos, Cigarreras, Carretería, Sol y Servitas, y otros años nos consta que también se ha tocado en los Javieres o en la Amargura.
No obstante esta feliz circunstancia, es a nosotros como hermandad depositaria de este tesoro musical a quienes corresponde velar por su adecuada difusión como elemento principal del rico patrimonio que hemos recibido de los mayores que nos precedieron. Así debe ser.

NOTAS

(1) Carrero Rodríguez, Juan: Anales de las Cofradías Sevillanas. 2ª edición Sevilla 1991, pág. 247.
(2) Otero Nieto, Ignacio: La música litúrgica y procesional de las hermandades en la obra coral Sevilla Penitente. Sevilla 1995, tomo I, pág. 296.
(3) Pastor Bueno, Francisco: libro del CD Música Procesional de la Banda Municipal de Coria del Río 2007.
(4) Hemos encontrado divergencias a la hora de completar el segundo apellido del maestro. Algunas fuentes bibliográficas indican "de la Herranz" mientras que según otras es "de la Herrán". Nos hemos decantado por la segunda por ser la que sus familiares plasmaron en su esquela. Diario ABC. Sevilla 7 marzo 1943.
(5) Pinilla Gómez, José María: El acompañamiento musical de María Santísima del Buen Fin a través del tiempo. Boletín Hermandad Sagrada Lanzada nº 60 Sevilla febrero 2010.
(6) Ficha de Manuel Font Fernández en la base de datos de la web www.patrimoniomusical.com.
(7) Historia de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla en la web del Ayuntamiento www.sevilla.org.
(8) Carmona Rodríguez, Manuel: Los Font y Manuel López Farfán en el recuerdo eterno de Sevilla. Sevilla 1988.
(9) Entrevista a Manuel Rodríguez Ruiz, músico retirado de la Banda Municipal de Sevilla en diario ABC. Sevilla 24 agosto 1980.
(10) En la retransmisión que TVE hizo el Martes Santo de 1983 del regreso de la Cofradía de Santa Cruz y que fue conducida por el periodista y posterior pregonero José Luis Garrido Bustamante se describe atinadamente esta pieza de capilla como "música desolada, del desierto del alma".
(11) Esta hermosísima obra puede escucharse en la web www.cristodeburgos.blogspot.com.
(12) Carmona Rodríguez, Manuel: Un siglo de música procesional en Sevilla y Andalucía. Sevilla 1993, pág. 114.
(13) Diario El Liberal. Sevilla 30 marzo 1928. Como otras citas periodísticas de estos años, ha sido facilitada amablemente por el investigador José Manuel Castroviejo López.
(14) Diario La Vanguardia. Barcelona 6 abril 1950.
(15) Gutiérrez Juan, Francisco Javier: La forma marcha. Sevilla 2010, págs. 250-251.
(16) Gutiérrez Juan, Francisco Javier: libro del CD Ésta es la historia de la Banda Municipal de Sevilla 2004.
(17) Juan 19, 34 "uno de los soldados, con la lanza, le atravesó el costado, y al instante salió sangre y agua".
(18) Zac 12, 10 "y pondrán sus ojos en Mí, a quien traspasaron".
(19) Diario El Liberal. Sevilla 31 marzo 1928.
(20) Diario El Noticiero Sevillano. Sevilla 17 marzo 1929.
(21) Castroviejo López, José Manuel y Rodríguez Planas, Ignacio. La música que nos acompañó en 1946. Boletín Hermandad Cigarreras. Sevilla febrero 2006.
(22) Castroviejo López, José Manuel. La marcha Virgen del Subterráneo de José Martínez Peralto. Boletín Hermandad Sagrada Cena nº 92. Sevilla febrero 2006.
(23) Sirva de ejemplo uno celebrado en 1969 por la Banda Municipal dirigida por Pedro Braña en el extinto Museo de las Cofradías que albergaba la Casa de los Venerables. Diario ABC Sevilla 18 marzo 1969.
(24) Fue la única marcha procesional que se interpretó en la entrega de premios del X Concurso Nacional de Saetas por la Banda Municipal dirigida por Rafael Ruiz Amé. Diario ABC Sevilla 26 marzo 1972.
(25) Ficha de la marcha La Sagrada Lanzada en la base de datos de la web www.patrimoniomusical.com.
(26) A la fecha de redacción del presente artículo, la última ocasión en que esta marcha ha sonado en nuestras calles ha sido bien significativa, pues tuvo lugar durante la procesión extraordinaria del Bicentenario de María Santísima del Buen Fin al llegar el paso a la que en tiempos fue nuestra sede de San Basilio, en la actual Relator, el pasado 15 de mayo.


José María Pinilla Gómez
Diputado de Banda de María Santísima del Buen Fin
Sevilla, enero 2011.

 Copyright © Patrimonio Musical 2004-2018

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, 

de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización.